Con el crecimiento exponencial que ha experimentado Internet en los últimos 15 años, hay que revisar los medios tradicionales de comunicación, como la radio, la prensa escrita y la televisión, para contraponerlos  frente al nuevo mundo digital y generar una reformulación en la comunicación de las empresas y las instituciones, las cuales se están transformando para avanzar al ritmo del Internet.

En la actualidad contemplar e incluir lo digital en el plan y modelo de negocios, como una parte permanente y fundamental para el desarrollo y el crecimiento, se hace obligatorio y básico para las operaciones.

Entre los efectos de esta transformación encontramos la penetración de las redes sociales, indispensable para la comunicación empresarial e institucional debido a que son la principal fuente de comunicación en el mundo por su cantidad de usuarios registrados. La importancia de las redes sociales en la actualidad es incuestionable: cada vez hay más usuarios en ellas y hay más redes sociales. Pero también, y a la velocidad de la luz, las redes sociales se han especializado: cada vez encontramos distintos tipos, más específicos y con diferentes usos.